Médico Homeópata Iriólogo imágenes dentro de circunferencia 8

Medicina homeopática en Córdoba

Tratamientos médicos naturales

En nuestro consultorio Médico Homeópata Iriólogo entendemos lo importante que es una buena salud física, mental y espiritual, por esta razón ofrecemos tratamientos médicos naturales y ortomoleculares que garantizan unos excelentes resultados sin intoxicar el cuerpo.

Medicina homeopática unicista

La homeopatía trata al individuo en su integridad e individualidad. Nos basamos en el concepto del Dr. Hahnemann, su creador hace más de 250 años, en donde afirma que “no existen enfermedades sino enfermos”. La diferencia con las medicinas tradicionales consiste en las siguientes leyes fundamentales que la rigen:

  • El individuo no es un órgano, sino que es una integridad energética recíproca entre espíritu, mente y cuerpo, que si no están en armonía, se enferma.

  • Trata por lo tanto al paciente desde el plano emocional, psíquico y orgánico, que es la única forma de erradicar la enfermedad, ya que se encuentra influido por su herencia, su constitución, su historia individual, sus emociones, su medioambiente, etc.

  • La OMS define la salud como el estado de bienestar físico, psíquico, emocional y social, en relación con sí mismo y con las circunstancias de su medioambiente (familia, vida social, vivienda, alimentación, trabajo, etc.).

  • Utiliza como medicación solamente sustancias naturales (no químicas), sin efectos dañinos ni colaterales y sin contraindicaciones, para llegar a la premisa fundamental de la homeopatía: lograr el más perfecto equilibrio del individuo, en relación consigo mismo, con los demás y con su medio.
Médico Homeópata Iriólogo frasco con contenido medicinal

La homeopatía no está orientada a ningún síntoma o enfermedad en particular, sino al individuo en su integridad psico-física-espiritual.

Es una verdadera medicina clínica con conceptos, leyes y principios que son propios y característicos, por lo que puede tratar cualquier tipo de enfermedad sin encasillarse en ninguna.

Las flores de Bach

Su creador era médico homeópata. Actúan fundamentalmente en el campo emocional del paciente ayudando que la enfermedad no se haga orgánica y este logre un estado de paz y bienestar.

La acupuntura

Ciencia china milenaria (más de 5.000 años) que se efectúa a partir de la colocación de pequeñas agujas indoloras en lugares predeterminados del cuerpo humano, según el caso a tratar, desbloqueando la energía y restableciendo su libre y normal fluir. Produce una acción curativa, antinflamatoria, analgésica, etc., por liberación de diversas sustancias curativas a nivel local, general y del sistema nervioso central.

El estudio del iris

Permite observar en los ojos un microsistema en el cual están representados todos los órganos, y de acuerdo con ciertas características especiales, se puede obtener de forma rápida y con alto índice de certeza, las anomalías, los órganos alterados, la antigüedad, el estado y pronóstico de la enfermedad.

Estas terapias y diagnósticos son fundamentalmente de base energética y se complementan e integran perfectamente en su uso para lograr la verdadera finalidad del médico: ayudar, mejorar o curar al individuo que lo necesita.

Los beneficios de la medicina homeopática

Es una medicina natural, holística e integral, que reconoce al ser humano como una totalidad, mente - cuerpo - espíritu, una individualidad irrepetible, un ser viviente único y especial.

Es humana, sabe "escuchar" y comprender al paciente, interesándose por todo lo que sucede, desde el punto de vista psicofísico, personal, familiar, laboral, su vida de relación, etc., con el fin de poder ayudarlo mejor.

Puede tratar todo tipo de enfermedades, físicas, orgánicas, mentales y emocionales, psicosomáticas, agudas y crónicas, a personas de cualquier edad y sexo, rescatando, por lo tanto, la tradicional imagen del "médico de familia".

Es efectiva y sus resultados son por lo general sorprendentes y rápidos.

Trata la causa de las dolencias, y no solamente los síntomas, es por lo tanto, una medicina preventiva y curativa, utilizando únicamente medicamentos de origen natural (vegetal, mineral, etc.).

Actúa estimulando las defensas y la capacidad curativa propia del organismo, poniéndolo en las mejores condiciones para contrarrestar, mejorar o curar sus padecimientos.

Está en permanente actualización. Además de los métodos doctrinarios que son propios, puede recurrir a todos los adelantos científicos, diagnósticos y exámenes complementarios que considere necesarios en cada caso individual.

Puede utilizarse de forma simultánea, con excelentes resultados, con otras terapias energéticas (flores de Bach, acupuntura, etc.).

No se contrapone con la medicina tradicional o alopática, de hecho, el buen médico homeópata unicista debe estar siempre bien dispuesto a efectuar contactos e interconsultas con sus colegas de las distintas especialidades clínicas y quirúrgicas en beneficio del paciente.

Los medicamentos son preparados directamente por farmacéuticos especializados, evitando intermediarios y disminuyendo costos.

No debe ser confundida con los agresivos "tratamientos" para la obesidad, que utilizan falsamente el nombre de "homeopáticos", prometiendo resultados milagrosos y prescribiendo sustancias químicas sumamente perjudiciales, que deterioran la salud física y mental. Eso no es homeopatía.

Tiene reconocimiento mundial. En muchos países es la medicina oficial y se enseña en las facultades de medicina como especialidad. Existen hospitales homeopáticos estatales en muchos países. Un ejemplo es el Royal London Homeophatic Hospital (Inglaterra) de más de un siglo de antigüedad. En Europa y muchos países, en los últimos años, más del 60% de los pacientes se han volcado a las terapias naturales. En Argentina, existen escuelas homeopáticas, que integran la Federación Homeopática Argentina, con reconocimiento de la Liga Homeopática Internacional.

Fue ya enunciada y ejercida por Hipócrates (padre de la medicina) hace 2.500 años y cuenta con el aval práctico de sus resultados desde hace más de 250 años, época en que su creador doctrinario (Dr. Samuel Hahnemann) formuló las leyes y principios científicos que la rigen.

Tenemos amplia experiencia en medicina homeopática y natural.
¡Consúltenos!